Pilates Madrid

Primera guerra mundial: Campo de concentración de Lancaster

historia pilates

En 1912,  Pilates viaja a Inglaterra con el objetivo de mejorar su entrenamiento y técnica de boxeo y  pronto encuentra trabajo como artista de circo. Allí fue contratado también para enseñar defensa personal al cuerpo de policía de Scotland Yard.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial es internado en un campo de trabajo Inglés, en la isla de Man, por su condición de alemán, donde trabajó como enfermero con pacientes que no podían caminar.

Especialmente ingenioso fue el uso de los muelles de las camas del hospital para ayudar a los pacientes, lo que dio lugar a la elaboración del original “Bednasium”. Gran parte de su equipo, con pequeñas modificaciones, es el que se usa actualmente en estudios de pilates por todo el mundo.
En 1918 una epidemia de gripe asola Inglaterra, donde mueren un gran número de personas, sin embargo en el campo de prisioneros la epidemia no causa ninguna baja. Esto le reafirmó en la eficacia de su método.

Después de la guerra, regresa a Alemania, donde trabaja como preparador físico, impartiendo clases de defensa personal en el Departamento de Policía de Hamburgo. Asimismo, colabora con Rudolf Von Laban y Eugen Shandow, pioneros en técnicas de movimiento.